¿Ha servido la MBE para cambiar algo?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

¿Ha servido la MBE para cambiar algo?

José Francisco García Gutiérrez

6 Responses to “¿Ha servido la MBE para cambiar algo?”

  1. miguel Says:

    Genial. Muy buena presentación. ¿Podríais usar recursos tipo slideshare para disponer de las presentaciones en ppt?
    Gracias

  2. jorge a miranda c Says:

    Muy buena, mas cuando aqui en Colombia los medicos aun no saben ni para que sirve. El ministro de protecion social los amenazo de que si no justificaban sus actuaciones con evidencia cientifica serian penalizados..que triste

  3. Jose Luis Says:

    Está muy bien. Gracias por la charla. Me ha gustado muchisimo. No conocia lo de los mints y la regla del 6X6X6.
    Tengo muy buenas expectativas con este tipo de páginas 2.0.

    Un saludo.

  4. pedromarte Says:

    revisa este video espectacular

  5. Azucena Santillan Says:

    Muy buena charla. Tan solo indicaros, que el video esta reproducido por duplicado (por si lo quereis modificar).
    Gracias

  6. Juan Antonio Guerra Says:

    Creo que los principales aspectos del tema se exponen suficientemente en el video, por lo tanto solo voy a comentar mi experiencia personal.

    He vivido (y sigo viviendo) la MBE durante un periodo de tiempo similar al de José Fco, en varias dimensiones: aprendizaje, enseñanza a clínicos de primaria y especializada, participación en red internacional (RETIC y RED INTERNACIONAL DE GPC para iberoamérica), y elaboración de productos (guías).

    La pregunta es ¿ha servido para algo?. Para contestarla utilizaré dos planos el individual y el de la organización pública en la que trabajo.
    Plano Individual: Yo diría que la MBE ha supuesto un enorme salto en mis competencias personales como profesional, algunas voy a citar…la búsqueda de información y la capacidad para valorar su calidad; la capacidad para darme cuenta quién dice qué y con que intención, que me permite ser más libre y menos utilizado por otros a la hora de decidir que recomendar a los pacientes; la capacidad para ser más respetuoso con los pacientes en cuanto a sus expectativas y a la importancia que dan a determinados resultados de las intervenciones, en los que antes apenas tenía en cuenta; la capacidad para realizar informes y preparar actividades docentes mucho más fundamentadas en el conocimiento científico; la capacidad para trabajar con otros compañeros de manera más cooperativa y solidaria….en fín como veís la lista podría ampliarla pero no se trata de eso, simplemente decir que la mejora como profesional ha sido enorme, aunque me ha supuesto también un enorme esfuerzo.

    Y que pasa con el plano de la organización? he sido de los que ha luchado todo lo que ha podido para que la organización utilice este paradigma, creo sinceramente que en Andalucía ha calado poco, aunque recientemente se ha hecho una Guia de uso seguro de Opioides que he coordinado y que vamos a implantar, pero la mayoría de guías (procesos, guias de buenas prácticas, protocolos) se hacen por consenso simple sin basarse demasiado en la evidencia o siguiendo procedimientos en los que el rigor es bastante mejorable, los motivos que creo que subyacen en este hecho es que los métodos de la mbe son lentos y trabajosos y amenazan no solo a los profesionales, que les gusta tomar sus decisiones según su experiencia e intereses, sino también a los gestores que no pueden justificar sus decisiones sin no están bien fundamentadas en pruebas, ante profesionales educados en la evidencia. En este sentido he tenido dificultades, al ser uno de los “niños de la evidencia” ya que algunos los ven con una mezcla de admiración e incomodidad….al final se impone lo fácil y lo conveniente…

    Ha servido para algo de cara a los pacientes? en los países en que se ha evaluado la MBE, la respuesta es sí, el problema como apunta Jfco es la implementación, pero esto es común para todas las estratégias que tratan de implantar los servicios sanitarios. Como se decía en un reciente editorial del BMJ a propósito de los cambios que se avecinan en el sistema público británico con respecto al desarrollo del Nice y de la gestión del conocimiento, al final da igual si hacemos mejores documentos o guías, porque no se implementan….Así se ve claro que una cosa es la MBE y otra los problemas de cambiar la práctica clínica y la organización sanitaria…entramos en el mundo de los intereses y aquí la evidencia pierde fuerza…En fín aunque no podamos evaluar, parece claro que el mensaje general de la evidencia ha calado en las organizaciones y en los profesionales, no hay más que ver desarrollos como Guias Salud, y hablar con los profesionales sobre evidencia y experiencia, el hecho de hacer una buena guía de práctica clínica y ponerla disponible grátis, hace que más de un profesional pueda consultarla y cambiar su práctica clínica al menos en parte, si los profesionales estuviesen completamente cerrados a los cambios que promueve el conocimiento científico, la medicina no avanzaría y esto no es así.

    El problema es que ni todos los profesionales ni todas las intervenciones se adecúan a la MBE o a una atención sanitaria basada en la evidencia, pero esto tiene unas razones no por claras menos difíciles de cambiar y de las que la MBE no es responsable, me estoy refiriendo a los intereses no solo de los profesionales y de los gerentes de la organización sanitaria, sino de terceras partes como la industria, los pacientes o la propia sociedad

Dejar un comentario