A+  A  A-

Menú CEAs

Consentimiento Informado

Junio 11, 2010 por prueba

El consentimiento informado es un proceso de información y toma de decisiones que incluye el derecho de una persona a ser informada sobre pruebas diagnósticas o tratamientos, sus alternativas, los riesgos y los beneficios que conlleva, y las consecuencias derivadas de su negación a recibir cada tratamiento, incluso cuando dicha negativa pueda tener como consecuencia la muerte.

El consentimiento informado constituye hoy en día un requisito ético y jurídico básico para legitimar cualquier intervención sanitaria. Por ello es un parámetro de medición de la calidad ética de las relaciones sanitarias y, por tanto, de la calidad de la actividad asistencial.

La teoría del consentimiento informado consta de diferentes elementos básicos.

  • Por un lado el consentimiento informado debe ser entendido como un proceso de información, y NO como un hecho puntual, dentro de la relación profesional sanitario-paciente.
  • Además debe ser voluntario, por lo que no deben utilizarse formas de coacción, amenaza o manipulación de la persona enferma para que ésta tome la decisión que el profesional sanitario considera más adecuada.
  • La información debe ser siempre adecuada en cantidad y calidad, de tal manera que la persona pueda decidir.
  • La persona tiene que tener capacidad  suficiente, de tal forma que pueda garantizarse que la decisión sea una expresión auténtica de su autonomía, de su personalidad.
  • El resultado del proceso consiste en una decisión de la persona, que puede ser de aceptación o rechazo de la intervención propuesta. Este consentimiento - o rechazo- es verbal por regla general. 
  • Finalmente, el profesional debe registrar adecuadamente este proceso de toma de decisiones. El lugar principal de registro es la historia clínica del paciente. En aquellos procedimientos incluidos en el Catálogo de Formularios Escritos de Consentimiento Informado de la Consejería de Salud deberá usarse el Formulario preceptivo de dicho catálogo. petente tome una decisión libre acerca de si consiente o rechaza lo que se le propone. NO corresponde a los CEAs la revisión, actualización o "aprobación" de formularios de consentimiento informado. Esta es una tarea que corresponde a la Comisión específica creada en la Consejería de Salud para realizar dicha tarea.

Existen dos situaciones excepcionales en las que está justificado el no solicitar el consentimiento a pacientes. Estas excepciones son las siguientes:

  • Grave peligro para la salud pública
  • Situación de emergencia vital inmediata
Premium Drupal Themes by Adaptivethemes